domingo, 4 de noviembre de 2012

DÍA 103: Querida Resiliencia

1. f. Psicol. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.
2. f. Mec. Capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación.


En psicología, el término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Cuando un sujeto o grupo (animal o humano) es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por los mismos. Actualmente la resiliencia es considerada como una forma de psicología positiva no encuadrándose dentro de la psicología tradicional. El concepto de resiliencia se corresponde aproximadamente con el término «entereza». [...]


http://inakiarrola.com/2010/03/23/ejemplos-de-superacion-ii/



Querida Resiliencia,

Amanecí hoy atrevida y decidí escribirte unas palabras. Confinada, por unos minutos, en mi mente rebuscada, te escribo esta misiva aún dudando de su sentido, aún a riesgo de tu abandono indeseado.
 
Siempre supe que eras un término tan complejo en tu sinuosa sonoridad como en tu enmarañado significado. Eres una superviviente emocional encarnada en cuerpos maltrechos por la experiencia. Admirable. Extraordinaria.

Me resulta curioso cómo viniendo de la fría y enrevesada casta de la Física, has podido transformarte en un vocablo tan emocional como motivador. Te admiro y pienso que tienes resiliencia, querida Resiliencia.

Suelo ganar el tiempo (nunca me ha parecido que lo que haga sea perderlo) reflexionando sobre tu poder incalculable para mover montañas, esas montañas invisibles que aplastan esperanzas y cortan  caminos a la superación dentro de la mente de cada individuo que habita en este alterado planeta.

Por todo esto, querida Resiliencia, quisiera mostrarte, ante todo, mi afecto y mi más sincera admiración, pues se que tu trabajo no es sencillo y nosotros, humanos estáticos y tercos, no te lo facilitamos en la mayor parte de las ocasiones.

También quiero agradecerte, a través de estas palabras, tu amistad incondicional, pues, confusa y dubitativa, creo que hace ya muchos años decidiste regalarme tu compañía... y aunque no te lo he reconocido como merecieras, siempre supe que estabas aquí presente, oculta, discreta, hilando fino como solo tú sabes hacer.

Sin embargo, querida Resiliencia, cada día busco tu presencia evidente y tangible, una señal de confirmación, la constatación de que realmente estas a mi lado y que, aunque enmascarada, perduras y te constatas en el tiempo, en mi tiempo.

Te busco, Resiliencia, en mis cimas y en mis valles emocionales, en mis éxitos y en mis fracasos vitales... pues necesito preguntarte si realmente me acompañas desde la infancia o si, simplemente, vivo la vida con positividad y constante desafío, como si la existencia me provocara para entrar en el combate de la superación constante y yo, ingenua, respondiera accesible a su brava fanfarronería...

... probablemente nunca obtenga la respuesta... yo solo quisiera continuar sintiendo tu impalpable compañía, aun a riesgo de que desesperes y huyas a causa de mi incansable tropiezo y continua queja ante el inevitable devenir del avance vital.

Te escribo, Resiliencia, por si estimas conveniente resolver estos misterios que ahora me abruman desconsolada... no tengo premura en tu respuesta, yo seguiré mi camino sin prisa y sin pausa, así que si una mañana amaneces caprichosa y desprendida, aquí estaré para acoger tu veredicto con inmensa curiosidad.

En cualquier caso, querida Resiliencia, quiero darte gracias por tu presencia en nuestras vidas, gracias por tu escolta en mi deambular inquieto. Espero que sigas motivada y alegre tu camino, a pesar de las dificultades que nosotros, humanos enmarañados, te presentamos inesperadamente.

Cuídate mucho, Resiliencia, pues te necesitamos inalterable para remontar este caótico mundo.

Me despido por el momento, distinguida camarada, esperando vernos pronto, en el momento más inesperado, en el lugar y en el tiempo que tú dispongas... pues yo no tengo prisa... sigo mi camino, resiliente, sin la prisa y sin la pausa presentes...
 


Firmado Atentamente, 
12:45pm



____________

RECUERDA LA PUBLICACIÓN DEL "DÍA 100: JORNADA DE VENTANAS ABIERTAS"...
HAZ CLICK AQUÍ

¡ESPERO TUS PROPUESTAS!
 ____________

¡TU PUEDES GANAR UNO DE LOS LIBROS QUE FORMAN PARTE DEL "SUERTEO DE AGRADECIMIENTO"

HASTA EL JUEVES 15 DE NOVIEMBRE ESTAS A TIEMPO DE INSCRIBIRTE SIGUIENDO LOS PASOS QUE DETALLÉ EN EL "DÍA 101: ¡10.000!"

HAZ CLICK AQUÍ

_________________

8 comentarios:

M.G dijo...

No conocia esta palabra pero desde hoy le dejo entrar en mi vida.
Feliz Domingo.
Besos

Docecuarentaycinco PM dijo...

Harás bien M.G. es una palabra de contenido muy potente (para bien siempre) ;D.
¡¡FELIZ DOMINGO IGUALMENTE!!

Javier Arcal dijo...

Siempre que explico está palabra en los cursos, es dificil, excelente carta a un término "tan prosaico"

Docecuarentaycinco PM dijo...

Hola Javier Arcal, ciertamente este es un término complejo en todos sus sentidos, en la escritura, en la lectura y, lo más importante, en el contenido y significado. Pero una vez que uno lo descubre y le pone nombre... la cosa cambia (y mucho) para bien.

Otro tema sería ¿la resiliencia se tiene o se aprende?... eso será para otro debate ;).

Gracias por tu lectura y por tu comentario, me gusta ir "conociendo" poco a poco a quien mira por mi ventana indiscreta.

Que tengas un día maravilloso.
Un fuerte abrazo

Aldabra dijo...

alguna vez oí hablar de ella pero claro, la tenía totalmente olvidada.

biquiños,

Docecuarentaycinco PM dijo...

Pues ahora puedes traerla de nuevo al recuerdo ;).
Un besazo enorme.

Menchu dijo...

En dos palabras: ADMIRABLE. EXTRAORDINARIA.

No conocía este "palabro". Es tremendo!
En su lugar, y en términos infinitamente más simplistas, utilizaba "superviviente", pero en cuanto aprenda a pronunciarlo lo acuño.

Pd.: He suprimido de mi respuesta un par de "peros". Je, je, je!!!
Por cierto, habréis leído que en España vuelve a estar candente el asunto de "peras y manzanas" ;-P

Docecuarentaycinco PM dijo...

Gracias Menchu.

Jajaja me alegra que el pero vaya ausandose solo cuando sea necesario, afecta menos al discurso y su contenido, creeme ;).

Tendre que ponerme al dia con lo de las "peras y las manzanas"... ese capitulo me lo he perdido, nos abia que se habia retomado nuevamente.

Un abrazo enorme y, una vez mas, ¡¡GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE AHI, FIEL LECTORA!!