martes, 13 de noviembre de 2012

DÍA 112: Lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años*

* Propuesta hecha por Aspirante a Miss Divina en los comentarios del "DÍA 92: Pero". En ese momento no le dí respuesta a su petición, ya que a los pocos días iba a abrir la ventana para que propusierais temas sobre los que retar a mi inspiración. Ese momento llegó y retomo el desafío de Aspirante a Miss Divina en el que me pedía que contara algo sobre cómo me ha cambiado la vida de la empresa en la trabajaba antes hasta el día de hoy.
.............................................

Aquella niña soñaba con ser astronauta, más tarde periodista y, finalmente, se decantó por formarse y dedicar su vida a un mundo que unificaba ambos anhelos... ser psicóloga. Tuvo claro desde muy joven que deseaba perderse en las inmensidades profundas del espacio humano infinito... con sus nebulosas y sus inesperadas caídas de meteoritos emocionales, con sus satélites en forma de relaciones humanas y con sus tintineantes estrellas transmutadas en ensoñaciones y esperanzas... también tuvo claro que la palabra sería su parapeto, que quería hacer llegar su voz escrita más allá de los límites de la ciudad, que quería alzar el vuelo dentro de su cabeza con los ojos cerrados y, al abrirlos, que aparecieran ante ella mundos distintos resultantes de una única realidad.

Se enfrentó a su periplo estudiantil entre piedras areniscas de color amarillento, fachadas platerescas que brillaban fulgurantes en los atardeceres castellanos, aulas llenas de historia... de sueños insolentes resultado palpable de la juventud que caminaba apresurada y confundida entre los pasillos de la Universidad... de excursiones nocturnas donde iba descubriendo esa Cara B que tiene la vida, ocultando entre callejones y bares rebosantes las más desprotegidas y viles apetencias humanas.

Fueron años de batallas entre libros, celebraciones, aspiraciones, bibliotecas, quimeras y noches taciturnas... fueron años de apertura a la vida, de duras caídas donde el dolor era mínimo pues el acolchado de ilusión y optimismo era indudablemente más grande que las hirientes tristezas.


Aquella niña que soñaba con ser astronauta y periodista finalmente se doctoró en Psicología.

Es en este punto donde comienza la segunda parte de una historia llena de apéndices, notas al pie y glosarios.

La niña ya mujer dejó atrás los volúmenes meticulosamente ordenados en estantes atestados de conocimiento, abandonó las calles donde el ruido y la juventud envolvía cada rincón perdido, dijo adiós al caudaloso río que tantas veces compartió con ella confidencias y despliegues emocionales... dijo, tan solo, un breve hasta luego a sus cimientos educativos... porque sabía que tarde o temprano regresaría para perderse nuevamente entre aquellas calles... al ser humano le cuesta soltar amarras, desprendernos de las cosas (materiales o no) se convierte en la más difícil de las tareas cotidianas... y ella lo sabía bien.

La segunda parte de la aventura se traslada no demasiado lejos de aquel reducto de sabiduría hecho piedra, papel y experiencia. Con la maleta llena de lo que la ciudad le había dado y también prestado se aventuró a la jungla más ruda e incierta que jamás había conocido.

Aventurera innata se pertrechó de un liviano equipaje y se plantó ingenua en la gran metrópoli. Sin periodos de prueba ni adaptaciones, pues esta ciudad no entiende de condescendencias y lanza directamente al precipicio a aquel que osa tentar a su propia supervivencia, ella remontó el vuelo y comenzó a planear entre empresas, márgenes de ventas, costes e ingresos, departamentos de servicio, gestión de proyectos, administraciones públicas, competencias desleales, triunfos, fracasos, experiencia y soledad... sin embargo, al no saber que era imposible... logró mantenerse a flote, caer y levantar, saber lo que no quería y descubrir hacia donde deseaba reorientar su vida laboral... la cual no estaba muy desvinculada del resto de vidas que ella presentaba como un prisma.



Así fue como aquella mujer, con corazón de niña...

... Aprendió que una gran ciudad se ve y se vive con ojos y corazón diferente dependiendo del tiempo de residencia en sus entrañas... pues la manera en que se experimentan sus ataques y caricias no es igual si se va de ocio y turismo que si se vive de manera permanente en la metrópoli. La vida cambiaba mucho entre sus calles entre semana y los fines de semana... la jungla de cemento es egoísta y tiene diferentes caras, por eso te muestra la que más le conviene dependiendo lo que quiere obtener de su residente o visitante.

... Aprendió que la tristeza y la desesperanza están mucho más presentes en los habitantes del planeta de lo que jamás pudo imaginar. Aprendió que las ciudades están repletas de almas en pena, de seres a los que, por diferentes motivos, se les arrebató todo sueño de juventud, toda creatividad salvavidas, toda vida de libertad y autonomía... y, en su lugar, se ha acomodado una profunda incertidumbre y la suficiente desidia y temor como para anquilosar el movimiento de motivación ascendente.

... Aprendió que el egoísmo, las malas artes y la vileza humana se filtran más allá de las noches de perenne oscuridad y de seres sedientos de afecto y escucha pasiva.

... Aprendió a echar de menos y a echar de más... al mismo tiempo... la misma ciudad con su vida enmarañada.

... Aprendió, en definitiva, a desaprender y, una vez desaprendido, aprendió a comprender...

_________________


13 comentarios:

bea dijo...

Y que orgullosa estoy de esa niña que conoci hace tanto, tanto tiempo siendo yo tambien todavia una niña, y que sigue estando en mi vida siendo toda una mujer que ha logrado uno de sus mayores objetivos que era expresar todo lo que siente a través de palabras, bonitas palabras para contar hasta las experiencias más duras.

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡¡HOLA BEA!! ¡¡QUE ILUSIÓN LEERTE POR AQUÍ!!... no puedes imaginarte la emoción que he sentido al ver que mirabas y dejabas estas bonitas palabras.

Sabes que a pesar de las presencias y ausencias físicas siempre he estado, estoy y estaré junto a tí. Son muchos los años y las vivencias que hemos compartido... sólidos cimientos de nuestra amistad.

Gracias por tus palabras, sabes que nuestro vínculo va más allá de muchas cosas... perdurará en el tiempo, de eso no tengo ninguna duda.

Ya queda poco para que nos veamos de nuevo (tras casi 1 año...) y podré darte ese abrazo que tantas ganas tengo de darte (y ahora, si puede, aún con más motivo).

Mientars tanto te envío un BESAZO ENORME... para que te dure hasta dentro de 1 poco más de un mes que nos veamos ;).

bea dijo...

GRACIAS A TI, por estar siempre aunque sea en la distancia. Y como bien dices nuestro vinculo perdurará en el tiempo y sobre todo en la distancia.
Espero con ansias a que pase estos días, para poder verte.

Docecuarentaycinco PM dijo...

Yo también Bez... ya nso queda poco ;). Un besazo ENORME y MUCHISIMO ANIMO... que vamos descontando los días :).

Aldabra dijo...

como no soy nada preguntona, no te pregunté, pero no recuerdo qué día, leyéndote, pensé: esta mujer, por lo menos por lo menos, es psicóloga...

me alegra saber que mi intuición era cierta.

biquiños,

Aldabra dijo...

ah, otra cosita... quería decirte que puedes contestarme a mis comentarios en tu blog, ahora ya estoy más desahogada y tengo tiempo para volver a leerlos y si eso, seguir comentándote.

biquiños y muchísimas gracias por tomarte la molestia de enviármelos por correo.

M.G dijo...

Francamente sí que te ha cambiado la vida. Aunque mucho me temo que éste no será el último cambio que experimente. Por lo que percibo a través de tus escritos eres una persona que continúa indagando e investigando porque en tu vida no existe una meta concreta.Parece que tienes prisa por nutrirte al máximo del sin fin de posibilidades que esta vida ofrece.Está claro que tuviste un comienzo, pero, ¿tu final está en el infinito?

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡Hola Aldabra! Pues sí, acertaste, soy Doctora en Psicología... ahora em dejas con el misterio de cuándo comenzaste a intuirlo :).

En cuanto a responderte por aquí, perfecto, yo me adapto a lo que os resulte más cómodo (para mi no es molestia ninguna).

Un besazo enorme, que tengas un día fantastico.

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡Hola M.G:! Pues sí, ya ves que mi vida aburrida no es, de momento ha cambiado bastante pero, como bien intuyes... espero que siga cambiando y evolucionando, el lugar en el que me encuentro espero que no sea el definitivo... pero no sé cuál irá siendo mi camino (así se hace más interesante).

Para mi la vida es un regalo, por lo que el tiempo es el envoltorio que debemos dejar perder jamas... estar vivo (con sus momentos altos y sus momentos bajos) es emocionante y ¡MARAVILLOSO!... así que, como el infinito es el límite... ¡vayamos a por él a ver qué nos depara!.

¡¡Un besazo ENORME!!

Aldabra dijo...

Básicamente lo pensé por tu forma de escribir, y sobre todo por esa tercera persona que empleas, escribiendo desde ti misma pero como si no fueras tú.

Hice bastante terapia durante una época y leí algunos libros. No quiero decir que tus escritos sean de autoayuda (al menos no todos) pero sí que tienen un toque de (digamos) reforzamiento positivo (que nunca viene mal).

La palabra es muy importante para convencer y vencer, no hay que olvidarlo.

Y aunque siempre intento leer tus escritos desde un punto literario, es verdad, que a veces me prima más el hecho de pensar(te)/ leer(te) como "ayudadora de la humanidad" porque para mí los psicólogos son eso: "grandes ayudadores".

biquiños,

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡Buenos días Aladabra! Me has dejado "KO" con tu comentario... positivamente KO, ¡desde luego!.

Intento que mis escritos sean producto de la positividad, de la motivación, de la reflexión y de la inspiración.

En ocasiones se me ocurre el tema sobre el que escribir por un hecho que he vivido durante el día, por una foto, un sonido, una frase, una persona... o porque, como en este caso, vosotros mismos me lo proponéis. Aún así ni yo misma se por dónde me llevará mi interor cuando comienzo a escribir la "salida" del día no me gusta decir "entrada", pues lo que publico en 12:45pm son salidas en realidad, salidas personales e interiores... sobre las que luego, sin duda, interactuamos).

Yo soy doctora en psicología por un título que me dieron hace unos años y, en parte, por naturaleza.

No hago ni he hecho terapia (en consulta privada) jamás, pero sí he escuchado muchas veces y siempre que puedo, ayudo si está en mi mano. Según mi contrato laboral ahora me dedico a la dirección de una organzación sin fines de lucro, de la cual estoy aprendiendo enormemente y sueño que sea un avance más para seguir abriendo horizonte y aprendizaje en mi vida... no sé hacia dónde me llevará el tiempo ;).

Este Blog es causa y consecuencia de muchas cosas, pero desde luego es generador (en el poco tiempo que lleva abierto) de infinitas cosas gratas para mi, como leer tu comentario que me ha llenado de alegría y emoción... ¡no te imaginas cuánta!.

Gracias por estar ahí, por leerme con tanto cariño y disposición, por vuestra fidelidad y por compartir vuestros puntos de vista... porque parte del motivo que quería alcanzar al abrir mi ventana era ese, poder hacer llegar mi particular punto de vista a los sitios más cercanos y a los más reconditos, no porque crea que es el acertado, ni mucho menos, sino porque todos necesitamos momentos diarios de reflexión y creo que este medio está demasiado menospreciado, rumiado y "superficializado" para ello ;).

12:45pm es un lugar impredecible, extraño, donde queiro que tod@s se sientan cómodos de expresarse, donde compartir e intercambiar experiencias, vivencias y puntos de vista para enriquecernos todos... al fin y al cabo el mundo lo constituimos hombres y mujeres... por eso necesitamos apoyarnos sin "peros".

Un besazo ENORME, que tengas un día MARAVILLOSO!!

Aspirante a Miss Divina dijo...

Hola, buenas tardes, ¿qué tal preciosa?
He empezado a leer tu post y tenía la música de fondo... me he levantado a quitarla porque me estaban hipnotizando tanto tus palabras que no quería que nada me distrajera en esos momentos... ¡es que escribes como los ángeles hija!
¿Sabes que Yo ya daba por hecho que eras psicóloga? Fíjate que estaba convencida... :)... y no me había equivocado.
Gracias por haber hecho realidad mi petición. Que detalle más bonito has tenido.
:)
Un abrazo enorme y buenas noches.

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡HOLA ASPIRANTE! Que alegria leerte por aqui al fin :).
Me alegra mucho que te haya gustado y, aunque sea un poquito, te haya resuelto algunas dudas (evidentemente no todas, pues sino parte de la historia perderia su intriga)...
Te agradezco una vez mas tus bonitas palabras, yo hago lo que me llama, a veces mejor, a veces no tan bien... pero sin duda vuestro feedback me anima infinitamente a seguir con este proyecto que sin llegar a 4 meses de vida me esta dando tantas alegrias.
Lo de ser Psicologa creo que es innato, naci asi... :).
En cuanto a escribir la historia inspirada en tu propuesta... ¡GRACIAS A TI! Por estar ahi y proponer temas.
Espero seguir viendote mirar por mi ventana, como sabes aqui todos sois bienvenidos y todavia me alegra mas que seais reincidentes... eso significa que os sigue gustando lo que muestro :D.
Un besazo ENORME!!